Como es tradición la comunidad educativa asistió a la Eucaristía de la Presentación de la Virgen María, en la que nuestras Hermanas Dominicas de la Presentación renovaron sus votos como parte de su vida religiosa.

Como su nombre lo indica, la celebración se debe a la presentación de la Virgen María cuando era pequeña en un templo de Jerusalén, donde sus padres la dejaron con otras niñas para ser instruidas con respecto a la religión y a los deberes para con Dios.

De esta manera, las Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen ratifican la preparación y fidelidad en una vida de misión y amor, movida por el Espíritu Santo.