DIA15B

María nos ayuda a aprender el secreto de la alegría cristiana, recordándonos que el cristianismo es ante todo evangelio, ‘buena noticia’, que tiene su centro o, mejor dicho, su contenido mismo, en la Persona de Cristo, el Verbo hecho carne, único Salvador del mundo.

ORACIÓN:

María:
Tú que velas junto a nosotros,
tú que ves nuestras inquietudes juveniles
que estás a nuestro lado cuando la vida nos sonríe
que nos aprietas contra tu pecho
cuando las cosas no están bien.
Te pedimos que te sintamos cerca de verdad,
necesitamos sentir latir tu corazón,
para que el nuestro
se contagie de tu amor ardiente.
Alegra nuestra vida,
que vayamos por el mundo
pregonando el amor de dios con alegría,
que nos vean alegres y contentos,
que afrontemos las dificultades con optimismo,
que la luz aparezca detrás de las tinieblas de la noche.
MADRE QUE ESTEMOS SIEMPRE ALEGRES.

(Séptimos de Básica – 29/05/2017)